fbpx Saltar al contenido
Mary Day Trader

5 importantes lecciones de trading para aplicar en 2020 para mejores resultados

Si quieres cambiar tus resultados en 2020 debes tomarte muy en serio cada una de estas lecciones que he reunido a través de mi propia experiencia.

1. Las rachas negativas no se evitan, se sobreviven.

rachas negativas tradingDesafortunadamente (e ineludiblemente), en esta travesía, vamos a tener batallas que vencer y series de operaciones perdedoras con las cuales lidiar.

Lidiar no solo con las pérdidas monetarias, sino con las dudas y emociones que se desarrollan en esta racha de pérdidas. Mantenerse fiel a una estrategia cuando esta parece “no ser fiel a ti” es un completo desafío mental y emocional.

Seguir creyendo que funciona cuando aparece un número rojo tras otro requiere TOTAL CONFIANZA. Confianza en tu estadística y en ti.

Algo que me ayuda mucho a sobrepasar estas rachas es pensar que NO SON pérdidas, es dinero que le presto a otros traders mientras se ponen de acuerdo conmigo.😆😄(Sí, el humor ayuda).

Este año he tenido muchas rachas negativas, pero estoy muy por encima del capital con el que empecé. ¿Cómo? Aplicando la confianza radical en mí como trader y en mi sistema.

“En las buenas y en las malas” se aplica también a tu estrategia.

No todas las veces tendrás una operativa color de rosa. Las rachas positivas son todo lo que queremos, pero existe el lado opuesto también.

No se elude, no se evita, se sobrevive. Se sobrevive reduciendo el monto de inversión y con total confianza en que si te ha funcionado antes lo volverá a hacer.

Esto es lo que hace un trader profesional. El novato ya sabes qué hace. Cambia su estrategia, cambia su dinámica, cambia su técnica y automáticamente vuelve al punto cero.

2. Sin importar si decides operar en base a soportes o resistencias, cruce de medias, Acción del Precio, Fractales, Fibonacci u Ondas Elliot, cualquier estrategia puede hacerte ganar dinero.

Esto es porque la clave de ganar en el trading está en la consistencia y disciplina con la que aplicas los parámetros de tu estrategia + RATIO (relación entre lo que arriesgas y lo que ganas).

Si ganas dos, tres, cuatro o cinco veces lo que arriesgas aplicando la estrategia con consistencia VAS A SER RENTABLE no importa qué estrategia tengas. El trading funciona a base de probabilidad y de potenciar tus aciertos.

Ninguna estrategia está bien o mal. Ninguna es buena o mala. Cada trader ve un gráfico de forma diferente. Donde unos ven X otros ven Y. Donde yo veo compra, otros ven venta (y por esto tengo stop😅).

Así es cómo funciona. Aceptarlo te permitirá parar de buscar y concentrarte en el CÓMO y en el QUIÉN. Te lo explicaré a continuación.

La rentabilidad de una estrategia se determina por el cómo es aplicada y por quién.

El cómo nos dice si se aplica en el momento correcto cuando se cumplen los parámetros definidos y si se respetan los principios de manejo de riesgo y beneficio.

El quién nos dice si esa persona que aplica la estrategia es disciplinada, es paciente, es determinada, es constante y comprometida.

Por eso es común ver a un gran trader rentable compartiendo su estrategia al pie de la letra, pero aprendices que no logran ser rentables. Él les da el cómo, pero no puede darles el quién.

Entonces tanto cómo como quién son absolutamente necesarios para lograrlo. No es la estrategia, no es que sea simple o complicada, no es que sea profesional o navata…eres tú y cuánto ganas cuando aciertas vs cuánto pierdes cuando no.

3. No es difícil abrir una operación, no es desafiante analizar un gráfico ni crear un plan de trading comprensible, tampoco aprender a manejar una plataforma. LO ES permanecer objetivos durante y después de una operación.

En los momentos donde los ticks en contra duelen, los momentos en los que te tienes que demostrar que realmente confías en tu estrategia A PESAR de los pensamientos que no juegan a tu favor.

Cuando a pesar de llevar 3 operaciones perdedoras consecutivas debes mantenerte firme y avanzar a la siguiente y a la siguiente. No hay mentor que vaya a ayudarte con esto.

Esos momentos cuando tienes una ganancia, tu estrategia va bien, pero no es momento de cerrar y tienes que realizar alguna técnica mental para no reaccionar, fallando la mayoría de las veces…

Esos momentos cuando cada tick en contra desencadena pensamientos como: “voy a perder lo que gané” o “qué pasa si el momento de cerrar es ahora, pero cierro y habría ganado más” o incluso “voy a cerrar ahora porque no quiero sentirme frustrado o fracasado si esta operación resulta perdedora o resulta que gané muy poco porque en verdad NECESITO ganar”.

Esos momentos cuando entras en una operación e inmediatamente no funciona, tu stop está cada vez más cerca y con ello te invade un pensamiento de: “voy a perder otra vez” o “voy a volver a sentirme frustrado porque esto no funcionó una vez más” o incluso “voy a cerrar ya con esta pequeña pérdida porque perder más será catastrófico a nivel emocional”.

Cada uno de estos pensamientos evoca emociones que provocan reacciones y comportamientos que nos generan resultados. Así funciona el ciclo que se repite una y otra vez.

Hay cosas fáciles de aprender en este proceso, mayormente técnicas, pero esas representan muy poco en lo que verdaderamente es el factor fundamental de esta profesión: qué tan rápido aprendes de tus errores y qué tanto trabajas tu mentalidad.

Qué tan rápido te sobrepones a una emoción de frustración. Qué tan rápido dejas ir una operación para concentrarte en la siguiente sin tener que arrastrar la emoción que experimentaste en ella. Cuánto compromiso tienes en hacer que funcione.

Cuando sabes esto, cuando trabajas a partir de este conocimiento (sí, tengo la estrategia, sí, sé la técnica, pero esto es lo que me falta trabajar) entonces diriges tu energía y atención a lo que verdaderamente hará un cambio en tus resultados.

4. Nunca sabrás qué te funciona mejor o qué modificaciones hacer para mejorar resultados si no tienes un buen número de operaciones para evaluar.

Ni diez ni veinte operaciones son suficientes para hacer cambios que puedan contribuir a que mejores tus resultados porque necesitas analizar patrones.

Precisamente hoy estuve analizando mi trimestre (aquí es cuando me siento a analizar a profundidad mis resultados y esto representa aproximadamente 50 operaciones) y descubrí una forma de potenciar mis aciertos.

Lo que hice fue recrear mis operaciones ganadoras del trimestre en On Demand (backtesting en Thinkorswim comprando el mismo contrato) y me di cuenta que si dejaba correr aún más mis ganancias aprovechando mejor los grandes movimientos de la acción que opero haría una gran diferencia en mis resultados, básicamente se triplicarían.

Me di cuenta que la acción en promedio realiza tres grandes movimientos en tres meses (es un patrón) y dije, ¿qué pasaría si en vez de salirme cuando pasa esto, me salgo cuando pasa esto otro?

Anoté las diferencias, ventajas y desventajas.

En resumen, esos mismos contratos que compré se habrían triplicado en valor de ser mucho más paciente aunque eso significa que en otras ocasiones tenga que devolver ganancias al mercado como parte de esta técnica. Sin embargo, estas ganancias devueltas no serán mucho respecto a las grandes ganancias si soy más paciente (pon en una balanza los pros y los contras y mira qué pesa más a largo plazo).

Necesité 3 meses como mínimo y al menos 50 operaciones para decidir modificar la forma como cierro mis beneficios (nota que no estoy cambiando mi pérdida máxima ni los parámetros de entrada de mi estrategia).

Obviamente para hacer esto necesitas tener una bitácora, ser disciplinado anotando tus operaciones y haciendo tus observaciones.

Te invito a hacer este ejercicio, de verdad que fue revelador para mí y en el siguiente trimestre estaré aplicando estos cambios para mejorar mis resultados.

5. Una vez comprendes y aceptas que te tomará un tiempo ser bueno en esto, tienes que aceptar también que los resultados deben ser medidos en el largo plazo.

Hay algo super importante que hay que aprender a interiorizar y hacernos a la idea: Los resultados tomarán tiempo. No es algo muy “sexy” de escuchar, esto no anima a nadie. Pero es así. Es ley de vida. Mientras más grande es un sueño, más dedicación, mentalidad, destreza y habilidad necesitas.

Caemos en la desesperación cuando queremos resultados ya o vemos a los otros teniendo resultados increíbles (comparación). Como consecuencia caes en la fatalidad de invertir demasiado dinero por “grandes retornos”, de pasar la vida probando sistemas y seguir dando vueltas sin sentido ni dirección.. Inevitablemente esto te llevará cada vez más hacia atrás, lo opuesto que quieres

No caigas en el error de cambiar tu plan cada vez que tengas stops o tengas una serie de operaciones perdedoras. Tienes que darle tiempo al sistema y darte tiempo a ti para crecer. Cásate hasta la muerte con el sistema, haz lo mejor que puedas en cada operación y con disciplina llegarás muy lejos.

Si te desesperas pierdes. Si cambias el sistema cada vez, pierdes. Si te urge ganar dinero para pagar la renta ya estás perdido incluso si aún no has empezado. No le des espacio ni motivos a la desesperación para que exista.

Fluye. Confía en el proceso, confía en que mejorarás. Confía en el largo plazo y no esperes gratificaciones inmediatas. Es la receta para el fracaso en esta profesión.

Material Complementario: Así es como lograrás hacer del 2020 tu mejor año como trader


Espero que estas lecciones te hayan aportado mucho valor para que empieces a reflexionar en tus resultados actuales y en lo que quieres lograr respecto al trading en 2020. ¡Gracias por leer!

Mi regalo para ti: Serie de 3 videos

El Trader que Quiero Ser

En esta serie de videos que te llegarán a tu correo durante 3 días aprenderás los fundamentos de un trading rentable y consistente a partir de una mentalidad sólida que trabaje a tu favor y no en tu contra.